Fighting Napoleon in the far side of the world: Master and Commander

Master and Commander: The far side of the World

Master and Commander: The far side of the World

Now we’re watching at class (4th of ESO) Master and Commander, an amazing film about the war at the sea during the Napoleonic Age. In this film we can see the HMS Surprise chasing a French privateer ship across the Atlantic and Pacific Oceans. Peter Weir film managed to perfectly recreate the spirit of the novels of Patrick O’Brian and its two main characters: Captain Jack Aubrey and Dr. Stephen Maturin.

I hope you enjoy the film and its wonderful soundtrack

Ficha didáctica (inglés): Master and Commander

Un abismo de 13 días

La Guerra Fría ha sido un tema recurrente en el cine, unas veces como broma ácida como hiciera Billy Wilder en Uno, dos, tres o incluso Stanley Kubrick en ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú. Otras veces se han centrado en el espionaje y las luchas en la sombra, así lo vemos en la muy reciente versión de El topo, en La carta del Kremlin o en Funeral en Berlín y finalmente hay un subgénero que se centra en una acción que se sitúa casi en el puro enfrentamiento bélico: La caza del Octubre Rojo, La cuarta guerra, etc.

Afiche de Trece días, 2000

Afiche de Trece días, 2000

Sin embargo, tenemos este filme que, con la excusa de la Guerra Fría y una amenaza cierta y contrastada como fue la Crisis de los Misiles, se mueve por los entresijos del poder y la lucha soterrada entre las distintas facciones de una gobierno, la lucha entre “halcones” y “palomas”. Una película diferente que bien podría ser una obra de teatro ya que la mayoría de la “acción” se desarrolla en despachos y pasillos. Personalmente, en algunos momentos me recuerda a Tempestad sobre Washington.

Una película que he elegido para trabajar en la asignatura de Historia del Mundo Contemporáneo de 1º de bachillerato

13 días; cuaderno de trabajo

Steamboy o la Revolución Industrial en anime

Ray Steam y la esfera de vapor

¿Por qué no ilustrar la Revolución Industrial con un film retrofuturista? ¿Y que sea de animación y japonés por más señas? Bueno, ese fue mi “experimento” el pasado curso 2011-2012; usé el film de Katsuhiro Otomo Steamboy (2004) para ilustrar ese periodo de la historia contemporánea.

Ambientada en la Inglaterra victoriana, esta aventura de acción épica trata de un joven inventor llamado Ray. Un día Ray recibe una misteriosa bola metálica de su abuelo científico, Lloyd. Desde ese momento, Ray se ve empujado a un mundo de aventuras e intrigas increíbles. La bola metálica es, de hecho, una “bola de vapor”, el corazón de un misterioso y siniestro “castillo de vapor”, y la clave secreta de una fuerza de poder incomparable. Pero hay varias organizaciones poderosas ansiosas por capturar la “bola de vapor” y Ray debe decidir cuál de esas organizaciones representa el bien y cuál el mal. La consiguiente lucha por la bola atraviesa tierra, mar y aire e impulsa a Ray a la aventura más excitante de su vida. Con su propio padre y abuelo en desacuerdo sobre el progreso y el significado de la ciencia, Ray debe tratar de determinar por sí mismo en lo que cree y finalmente en quién puede confiar, mientras el futuro se encuentra en sus jóvenes manos.

Uno de los personajes principales de la película es el propio George Stephenson y entre los escenarios de la trama están Manchester y Londres, siendo el Crystal Palace uno de los principales focos de atención del filme.

Dice Katsuhiro Otomo sobre Steamboy: “Pensé que para mostrar la tecnología en su mayor exponente lo mejor sería, no un mundo futurista de ciencia ficción, sino volver atrás en el tiempo hacia el pasado. […] quería ampliar este tema del pasado de una forma dramática. Las palabras clave de “Exposición Universal” y “Motor de Vapor” llegaron a ser los elementos esenciales de la historia. Y además como Gran Bretaña ha seguido siendo pionera en invenciones desde el desarrollo del motor de vapor llegó a ser el escenario de la historia”.

Estas palabras me ayudaron a decidirme para usar este filme en clase de 4º de ESO como recurso para ilustrar la era de la Revolución Industrial.

Cuadernillo Steamboy

Haciendo bromas con la Guerra Fría: Uno, dos, tres

Afiche de Uno, dos, tres

Si había un director que pudiese convertir la Guerra Fría en un chiste ese era Billy Wilderel director había nacido en 1906 en el Imperio Austrohúngaro, y se vio obligado a irse de Berlín con la llegada al poder de Hitler. Su país de nacimiento no existía y, como judío, con los nazis ya no tenía cabida en Alemania. Para muchos entendidos en cine Wilder es el verdadero maestro de la comedia, quizás Uno, dos, tres no sea la mejor, pero sí tiene muchos de los elementos de algunas de las mejores comedias de Wilder, incluso, en ocasiones puede recordar a algunos momentos de las comedias del que él consideraba su maestro: Ernst Lubitsch.

Una brillante escena de Ser o no ser, de E. Lubitsch

En agosto de 1.961, Wilder rodó en Berlín esta película y la casualidad hizo que durante el rodaje se construyera el Muro de Berlín. Algunas escenas que tenían que representarse en la Puerta de Branderburgo se filmaron en los estudios Bavaria, en Munich. Pero esto no sólo supuso retraso y gastos adicionales, sino que a partir de entonces el rodaje pasó de ser una farsa a ser una tragedia, ya que todo aquello que era divertido y gracioso -una brillante sátira del conflicto entre el Este y el Oeste- producía el efecto de una cínica sonrisa.

Uno, dos, tres

Resulta complicado emplear una película en blanco y negro, siempre tienden a verlo como algo arcaico, sin embargo es una comedia trepidante y cargada de referencias a la situación que se vivía en aquellos momentos. Muy útil para ser empleada en 1º de bachillerato, en la asignatura Historia del Mundo Contemporáneo

Cuadernillo y actividades Uno, dos, tres

Costa Gavras y el Holocausto: Amen

Cartel de Oliviero Toscani para Amen, de Costa Gavras

Esta película es un intento de reconstrucción del genocidio nazi, adaptado a partir de una obra de teatro (Der stellvertreter de Rolf Hochhuth). El filme no le da más importancia ni al aspecto político, ni al económico, ni mucho menos al bélico de los hechos que se cuentan en la película. Todo esto es secundario, en esta obra lo que realmente importa al director es el plano específicamente ético del asunto. Ético con mayúsculas. Se pone en cuestión el papel que los propios sujetos, como individuos informados, ejercen ante las atrocidades ocurridas en el entorno que les toca vivir. Es por ello que los dos héroes protagónicos de Amen, cuyo entorno es el mejor ejemplo del horror humano, se erigen como modelos de conducta, emprendiendo cada uno, desde el interior de las instituciones en connivencia con el nazismo, un camino de denuncia que no tendrá final ni ecos sino en sus propios martirios. El director, Costa-Gavras, piensa que los individuos pueden “parar la máquina del horror”, para ello nos pone en la piel de dos hombres solos en el sistema, en el fondo, dos figuras insignificantes cuyos intentos por entorpecer o denunciar el genocidio de los judíos, no parecen importar a nadie.

Una película que ya he empleado sin ningún problema en 4º de ESO y en 1º de Bachillerato.

Amen,_cuestionario

Invictus: rugby y valores

Affiche de Invictus

Invictus, sin llegar a ser la mejor película de Clint Eastwood es un gran film. Basada en el libro de John Carlin El factor humano (Playing with the enemy), narra la gran apuesta que hizo Nelson Mandela al jugarse el futuro de una Sudáfrica post-apartheid y reconciliada en la Copa del Mundo de Rugby de 1995. El presidente tuvo la oportunidad de, como le pedían las bases del CNA (Congreso Nacional Africano) su partido, abolir el equipo nacional de rugby de Sudáfrica, los Springboks, un simbolo de la Sudáfrica blanca y racista, sin embargo desoyó estas peticiones y puso todo su empeño en apoyar a esta selección como equipo insignia de este nuevo país que nacía tras su excarcelamiento y elección como presidente de la República Sudafricana.

Tanto el libro como la película son dos buenos amteriales para usar en clase, especialmente en asignaturas como Historia del Mundo Contemporáneo, de 1º de bachillerato. Otras opciones son las quie hemos incluido en este cuadernillo: Ética, de 4º de ESO y Educación Física, también para 4º de ESO.

Cuadernillo actividades Invictus

War horse. Una película y un libro para usar en clase

Este curso hemos utilizado una película reciente para ilustrar el tema dedicado a la I Guerra Mundial. Hemos dedicado algunas clases a ver War horse, la última película de Steven Spielberg. Este film representa una manera diferente de acercarse a la historia de ese conflicto, ya que lo hace desde el punto de vista de un caballo. Cuando estudiamos las guerras nunca nos fijamos en que no son sólo seres humanos las víctimas. En la Gran Guerra participaron y murieron millones de caballos, este conflicto marcó la frontera entre los modos antiguos y los modernos de hacer la guerra, aun había cargas de caballería y los automóviles aun no estaban bastante extendidos y su trabajo lo hacían, mayoritariamente, los caballos.

Por otra parte, no queríamos quedarnos sólo con la película, por lo que hemos hecho una comparación entre el libro Caballo de batalla, de Michael Morpurgo y la propia película. Deteniéndonos en el análisis de dos lenguajes diferentes: el cine y la literatura.

Mi escena favorita:

Y el trailer oficial

Cuaderno de trabajo: War horse

Ficha de lectura Caballo de batalla